22 nov. 2010

Un gran paso contra el maltrato animal

28 de julio 2010: Catalunya prohíbe las corridas de toros a partir de enero de 2012, después de siete meses de debate político y gracias a la Iniciativa Legislativa Popular apoyada por 180.000 firmas.

¿Qué significa esto?

De momento significa que este espectáculo sangriento y maltratador de los toros desaparecerá de las tierras catalanas. Un espectáculo“apoderado” de cultura y tradición, en el que se mata con sufrimiento y poco a poco a un animal. Y recuerdo que cultura no es igual a muerte.

También significa que Catalunya se convierte en la segunda comunidad autónoma de España que prohíbe las corridas de toros, tras las Islas Canarias que lo logró en 1991.

¿Qué siguen existiendo otros festejos en que se maltrata a los toros? Desgraciadamente sí, pero debemos estar muy orgullosos y orgullosas que este, por fin, desaparezca. Porque hablamos de valores y conciencia, de libertad de expresión y responsabilidad, de protección de los animales, de sensibilidad.

La vida y la sociedad evolucionan, y se trata exactamente de buscar evolución, de civilizar las sociedades y de llegar a un mundo donde la cultura se funda en el respeto y la empatía dejando atrás la crueldad y el sufrimiento. Porque todas las culturas, tanto las occidentales como las orientales tienen elementos destructivos, pero la tradición no justifica la crueldad.

Una tradición cruel en que torero y toro no están en igualdad de condiciones en un antes, un mientras y un después. Un toro que sufre en muchos casos, un “afeitado”, la reducción en vivo de su asta entre 5 y 15 centímetros con el objetivo de lograr que pierda la conciencia real de la extensión de sus cuernos y su embestida sea más leve antes de salir a la plaza.

La introducción de sustancias como la vaselina en sus ojos para que no pueda mirar de frente al torero. Lanzas, banderillas y espadas clavadas en su piel, calor, agotamiento, miedo mientras…para llegar a la muerte después.

Para divertirse existen multitud de actividades y manifestaciones: desde el arte, el deporte, la lectura, el cine,… Pero el divertimiento no se demuestra por medio de la tortura en ningún caso.

Adiós a un espectáculo en que el animal sufre antes, agoniza mientras y muere desangrado y de dolor al final.

La lucha por los derechos de los animales no ha hecho más que empezar.

Foto: Wikipedia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Estaré encantada si me dejas tu opinión en el post :) ¡Gracias por estar ahí!